Tour Femmes 2022: El Recorrido

Tras hablar un poco sobre la historia de la carrera, sobre las nuestras y sobre las favoritas solamente nos queda analizar el recorrido para llegar a la salida de París con los deberes hechos.

Distancias UCI

La UCI estipula que las carreras femeninas tienen una longitud máxima de 160 Km. Curiosamente en esta edición la organización ha decidido programar una jornada de 175 con el beneplácito de corredoras y equipos. Habrá que ver si esto hace recapacitar a la UCI. O sí por el contrario marca aún más el escalón dentro del ciclismo en la categoría femenina.

Un Tour a dos velocidades:

El escalón es precisamente el otro gran elefante en la habitación. A pesar del salto adelante que ha experimentado el WWT en los últimos años, sigue existiendo un ciclismo a dos velocidades. Una élite de 50-60 ciclistas que corren mirando hacia arriba y otras 50-60 que lo hacen evitando el fuera de control.

Por eso, las etapas más duras se acumulan hacia el final de la semana. Con ello se evita quedarse con un pelotón reducido a la mitad a las primeras de cambio. Sería conveniente recuperar las palabras de Brais Dacal sobre la “obsesión” por llegar a categoría World Tour sin querer fomentar la necesaria clase media.

1. París Torre Eiffel – París Campos Elíseos (81.7 Km)

A las 13:30 del domingo 24 se ha puesto en marcha la primera edición del Tour Femmes en uno de los lugares más reconocibles del mundo, La Torre Eiffel. Desde allí y sin abandonar nunca la ciudad del Sena se dirigen al circuito de Los Campos Elíseos donde todos los años vemos acabar el Tour masculino y donde en 2014 y 2015 se celebró La Course.

En los sucesivos pasos por la línea de meta se reparten también dos sprints y un premio de la montaña para que todos los maillots queden adjudicados. El resultado ha sido una llegada al sprint con Lorena Wiebes vistiéndose la primera maglia amarilla.

2. Meaux – Province (136.4 Km)

Etapa llana con una pequeña cota de salida. No debería tener incidencia en la clasificación general a no ser que al viento se le dé por hacer de las suyas. En esta categoría cualquier etapa puede convertirse en una batalla épica y que las fugas consentidas de “paripé” para ser atrapados a 10 de meta no suelen estar en el menú.

3. Reims – Épernay. (129.7 Km)

Partiendo a la sombra de la imponente catedral gótica y conforme la carrera entra en el territorio de Champagne el perfil de las etapas se empieza a llenar de pequeñas colinas en las que ya veremos escaramuzas. Especialmente si tenemos en cuenta que la organización encabezada por Marion Rousse ha dispuesto una bonificación en la cima del Mont Bernon dentro de los últimos 5 km. En esta jornada ya empieza a haber bonificaciones en los sprints intermedios.

4. Troyes – Bar sur Aube (126.8 Km)

Primera de las etapas que tienen que estar marcadas en rojo en la agenda de muchas ciclistas, al recorrido sinuoso se le unen en esta jornada tránsitos por los viñedos de champagne recordando a la Clàssica de L’arròs valenciana.

La primera mitad del recorrido se disputa por carreteras convencionales pero cruzado el ecuador esperan cuatro sectores de sterrato que se alternan con cotas. El punto de inflexión puede ser el tercer sector de tierra, Chemin Blanc du Plateau Blu donde se combina al más puro estilo Strade Bianche un importante desnivel con el pavimento suelto.

Además de la lucha por la general no sería raro ver en la batalla a las clasicómanas a las que se les puede atragantar los gigantes montañosos de las últimas jornadas.

5. Bar le Duc – Saint Die des Vosgues (175.6 Km)

Superado el ecuador de la ronda gala las bajas van a empezar a ser numerosas y esta jornada por encima de la distancia UCI es adentrarse en terreno desconocido para parte del pelotón. Stade Rochelais, St Michel Auber 93 entre otros, empezarán aquí a ver la carrera hacia abajo.

Nosotros apostamos por que se deje llegar una escapada desde lejos aunque sabemos que todo puede ocurrir, especialmente si pensamos que este es el escaparate que siempre ha soñado este grupo de mujeres.

6. Saint Die des Vosges – Rosheim (128.6 Km)

Última oportunidad para escapada o para final en grupo y al mismo tiempo antesala de la tormenta que se desatará en las dos últimas jornadas. La Cote de Boersch puede ser la jueza que dictamine quien se lleve la etapa.

7. Selestat – Le Markstein Fellering (127.1)

Aunque seguro que con anterioridad ya habremos visto mostrarse a las favoritas a partir de este punto ya no tendrán donde esconderse. 127 Km de los que solo los primero 30 son apacibles con tres primeras el Petit Ballon y Col du Platzerwalser encadenados para afrontar más tarde el Grand Ballon, la más imponente de las montañas de Los Vosgos.

La Vuelta a Suiza y el Giro de este año han dejado muy alto el listón de las emociones montañosas pero esta tiene todas las papeletas para ser una de las etapas de montaña más interesantes de la temporada.

8. Lure – La Super Planche des Belles Filles (123 Km)

Fin de fiesta a la altura de las circunstancias para un pelotón que llegará exhausto, no solo por estas 8 etapas, muchos de los nombres propios de esta carrera enlazan el Tour con el pasado Giro de Italia. Nadie tiene muy claro cuál será el resultado de tanto esfuerzo encadenado.

A la llegada en La Planche des Belles Filles se le suma el Ballon D´Alsace que aunque está un poco lejos del puerto final seguro servirá para arreglar los duelos que pudieran quedar sin resolver tras una semana.

El futuro del proyecto

Las ciclistas para dar espectáculo están, el recorrido está, los focos, las cámaras, la realización están preparadas para un evento un paso por encima de todo lo que hemos visto hasta ahora. Solo nos queda esperar que esto no se convierta en flor de un día y que la carrera siga creciendo. Quien sabe, sería maravilloso ver una carrera de 2 semanas en breves y porque no soñar con una carrera de 3 semanas por todo lo alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *