Catalina Soto Campos, una olímpica chilena en Durango

by Santy Rey

A finales del 2021, se hace oficial la llegada de Catalina Anais Soto Campos (Santiago de Chile 2001) al Bizkaia Durango. El conjunto vasco se reforzaba con una joven corredora que sigue dando pasos en su formación. La  chilena se desplazaría a inicios de año hasta su país para hacerse con el título nacional de CRI, y era una de las favoritas para la prueba de fondo que no se llega a celebrar.

Con sus nuevos colores, en La Copa de España Féminas Cofidis consigue la victoria en Balmaseda, batiendo en el esprint a Ricarda Bauernfeind y Nadine Gill. Un mes después entra primera en Azpeitia en una de las prueba que componen el Trofeo Euskaldún. Entre medias sus actuaciones en Andalucía y en Burgos (UCI 2.WWT). Más recientemente completa un exigente Giro de Italia en el que Bizkaia Durango es protagonista con la germana Aileen Schweikart concluyendo en el top-20 de la general. Lo que habla de su rápida integración se ve reflejado en la imagen durante la celebración del cumpleaños de la capitana Lucía González Blanco en pleno Giro Donne:

Desde su concentración en Navacerrada en donde se encuentra preparando sus próximos compromisos, hablamos con la ciclista de Chile.

Los inicios:

En Chile al principio utilizaba la bicicleta como medio de transporte. En el colegio probé con muchos deportes: basketball, fútbol, taekwondo… Más tarde tomé parte junto a mi madre en una marcha cicloturista en Santiago y allí descubrí de verdad este deporte. Tendría unos 11 años cuando participé en mi primer campeonato. En 2014 mi madre Evelyn se muda con su pareja a Australia. Acaba encontrando un trabajo y nos quedamos a vivir en Melbourne. Mis dos hermanas pequeñas ya nacieron allí. Yo seguía andando en bicicleta porque me traía buenos recuerdos de mi tierra chilena. Buscamos un club en el que yo pudiera practicar y encontramos el Brunswick Cycling Club que disponía de un velódromo. Siempre me gustó el ciclismo de piñón fijo. Aunque no hablaba nada de inglés al llegar, el deporte me ayudó en mi adaptación

Los primeros éxitos llegan en la pista:

En 2017 Catalina consigue un doble oro durante los Juegos Suramericanos de la Juventud celebrados en su ciudad natal. En el Ómnium y unos días después en la persecución. Sumaría también una tercera plaza en la prueba de ruta. Su gesta es aún mayor porque dos semanas antes sufre una fractura de clavícula mientras entrenaba. A finales de ese año se hace con 4 títulos nacionales de pista. “Desde ese momento se fijan en mi y me ofrecen la posibilidad de ir a un campus de la UCI en Argentina. Tras un proceso de selección recibo una beca para entrenar en el Centro Mundial de la UCI en Aigle (Suiza). Es una gran experiencia. Dispones de todos los medios a tu alcance (médicos, masajistas, mecánicos, material y todo lo que precisas). Tú únicamente tienes que preocuparte de entrenar y competir

En 2018 con el equipo del WCC consigue su primer podio en Europa durante la tercera etapa del International Belgian Youth Tour. Se hace con los títulos de CN de fondo y contrarreloj en 2019, a lo que suma uno de sus mayores éxitos: el subcampeonato del Mundo de Scratch en la ciudad de Frankfurt. Mes y medio después la ciudad austríaca de Insbruck es escenario de su última competición en ruta de la categoría júnior. Al año siguiente se produce su debut en las clásicas del pavé en Omloop Het Nieuwsblad. Termina 2020 y con solo 19 años, representa a Chile en unos Campeonatos del Mundo de ruta ya en categoría élite en la ciudad italiana de Imola. En 2021 defiende los colores del NXTG, formación en la que no acaba encontrándose del todo cómoda. “Fue un año complicado en el que me costó adaptarme a la vida en Holanda. Quizás por la diferencia cultural, por la exigencia o por la forma de trabajar del equipo. Incluso se me llegó a pasar por la cabeza el dejar el ciclismo”

Llegada al Bizkaia Durango:

“En las carreras de preparación para los JJOO de Tokio tuve un primer contacto con Agurtzane Elorriaga y a día de hoy estoy muy contenta de tomar esa decisión” A mediados de mayo de 2021, tras la disputa de Durango-Durango Emakumeen Saria en la que toma parte un combinado de Chile, se hace oficial que Catalina representará a su nación en la modalidad IRR de Los Juegos Olímpicos.

“Bizkaia Durango es como una familia, ¡Es que realmente sí que es una familia! Al principio a las chicas nos costaba entendernos en las carreras, pero era normal y hoy competimos ya como conjunto. Yo vivo en la misma localidad de Durango en un piso que nos facilita el equipo. Cómo casi todas las corredoras son de la península, muchas veces estoy yo sola, pero otras nos podemos juntar allí hasta 6 compañeras”

La formación vizcaína es una estructura en la que se han formado grandes estrellas del ciclismo. Dispone de licencia UCI ininterrumpidamente desde 2004. Por ella han desfilado Joane Somarriba, la actual seleccionadora nacional de ruta Gema Pascual, Emma Johanson y referentes actuales del panorama nacional como Sandra Alonso, Mavi García, Lourdes Oyarbide y Ane Santesteban. En su actual plantilla aglutina una mezcla de juventud, veteranía, grandes especialistas en ruta, pista y ciclocrós.

Debut en unos JJOO:

La cita olímpica se retrasó un año debido a la pandemia. Pero ese factor contribuyó a que nuestra protagonista estuviera en la línea de salida. En los primeros compases de la carrera, protagoniza un intento de fuga junto a la paraguaya Agua María Espínola.

Cuando me atraparon, el calor y la humedad me pasaron factura. Era una de las más jóvenes participantes y se me hizo duro. No estaba preparada para ello” Finalmente la organización, en los que significa contradecir el espíritu olímpico retiró a muchas corredoras que se habían quedado descolgadas por un margen muy pequeño de minutos. No se les dejó cruzar la línea de meta ni se les permitió acabar una cita olímpica.

El 2021 lo cierra siendo la abanderada femenina del Team Chile durante la ceremonia de apertura de Los Juegos Panamericanos Júnior Cali-Valle. De Colombia se va con 2 medallas de bronce (madison y persecución por equipos) y una cuarta plaza en ruta. “Siempre que pudo me gusta representar a mi país en las competiciones internacionales. En el velódromo también, pero cada vez me resulta más complicado compaginarlo con la carretera. La pista es importante para desarrollarte en la ruta. Mis objetivos inmediatos son llegar bien a mi debut en La Ceratizit Challenge by la Vuelta (7-11/9). Después a los Campeonatos del Mundo de ciclismo en ruta de Wollongong (Australia). Es lo más cerca que tengo de disputar unos mundiales en casa ya que en Chile es más difícil que se lleguen a disputar algún día

Lo que sí es seguro es que Cata llegará con un buen bagaje a Los Juegos Panamericanos de Santiago 2023 y para repetir con mayor éxito la experiencia olímpica en París 2024.

Foto portada: @bizkaiadurango

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *